Fajas después del embarazo: ¡todo lo que quieres saber!  

 

Las fajas para después del embarazo, son la mejor y más importante solución para recuperar la figura una vez que se es mamá, no solo por belleza sino también por salud, ya que el uso de estas prendas nos ofrece infinidades de beneficios.

Este es un instrumento muy recomendado y realmente útil, por su gran contribución en la reorganización de los órganos de la mujer, para que vuelvan a colocarse en su lugar de origen, ya que durante el embarazo estos cambian de posición.

También son muy provechosas para lograr alcanzar esas tallas que teníamos antes del embarazo, la famosa cintura de avispa y un muy buen abdomen, por supuesto, todo esto con sumo cuidado y decisión, cumpliendo al pie de la letra todas las recomendaciones de los médicos.

Tipos de fajas para después del embarazo

Estas son prendas totalmente útiles para usarse después del embarazo, cada una cuenta con diferentes beneficios, dependiendo del gusto de cada mujer, solo deben escoger la de su preferencia y comodidad, entre ellas puedes encontrar:

  • Faja sin piernas de cintura.
  • Faja alta con sostén para amamantar.
  • Faja con piernas con sujetadores.
  • Faja con sistema de cierre velcro.

 Como contribuyen las fajas después del embarazo

Toda mujer sueña con poder recuperar su figura después de ser madre. Poder contar con unas prendas con tantos provechos como estas, es realmente maravilloso, lo mejor es que son sencillas y fáciles de usar, una manera práctica de poder ser mamá mientras trabajas en tu cuerpo, las fajas tienen grandes rentabilidades y entre ellas podrás encontrar:

  • Lograr disminuir la inflamación.
  • Aportar más seguridad.
  • Mejorar la movilidad.
  • Poder toser o manejar principalmente después de una cesárea.
  • Ayudar a moldear el cuerpo.
  • Contribuir a la piel y a los órganos.
  • Beneficiar la postura evitando dolor en la columna.
  • Evitar la formación de seromas tanto en partos naturales como en cesáreas.

Tiempo de uso de las fajas después del embarazo

 Generalmente estas fajas se usan después del parto estando aún en el hospital, a veces con un poco de dificultar estando tan reciente el acto médico, pero cuando ya la mujer se encuentra en perfectas condiciones, el uso de la faja será mucho más sencillo.

Su uso es de aproximadamente tres meses, ya que a en ese lapso de tiempo las mujeres ya pueden practicar ejercicios para tonificar y reanimar el abdomen, cabe destacar que el uso de las fajas no es recomendable más de ese tiempo, pues esta podría influir en el robustecimiento de la musculatura abdominal.

Estas fajas sin duda son las mejores aliadas para las nuevas mamás, sus grandes beneficios son realmente mágicos y ayudan muchísimo al proceso de recuperación, en esta nueva etapa cargada de mucho amor, estas son instrumentó importante en el estado anímico, de las mujeres, haciéndolas sentir más fuertes seguras y por supuesto hermosas. Ya que el verse bien por medio de esta prenda les aporta una más alta autoestima y confianza, al saber que su cuerpo se va a recuperar por dentro y por fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *